“Asi Fue Mi Experiencia de Saltar En Paracaídas A 4mil Metros de Altura”

Si buscas sensaciones fuertes, pues aquí te anexo una de mis mejores experiencias de adrenalina a ver si tu también te animas!!  

Desde el primer momento que contrate el vuelo en Paracaídas, estuve varios días de ansiedad esperando ese gran momento, parecía un niño pequeño esperando reyes, tenia la sensación de que algo nuevo y desconocido me esperaba, es lo que estaba sintiendo antes de llegar hasta allí, volar era uno de esos sueños que siempre tuve! y que gracias a Dios pude cumplir, hay estaba yo cayendo al vacio de una avioneta a 200 km/h, desde 4 mil metros de altura.

Al llegar al aeródromo de Ocaña te apuntan en lista, y van pasando por grupos de 4 por orden de llegada, cuando te llaman por el micrófono entras a un galpón donde te ponen un mono entero, te ponen el arnes y te dan las instrucciones de la posición que tienes que tener al lanzarte del avión, eramos 5 personas en la avionetas y nos lanzamos a 4 mil metros de altura.

La verdad todo iba bien y no tenia nada de nervios hasta que ya estaba aya arriba y abrieron la puerta de la avioneta y me dijeron que yo iba ser la segunda en lanzarme, el primero se lanzo solo y después me tocaba a mi, en ese momento nos levantamos y llegamos a la puerta para lanzarnos a la cuenta 3, todo pasa super rápido no te enteras de nada si no ya cuando estas abajo, al lanzarme cometi el peor error de mi vida de cerrar los ojos, y no sabes cuanto me arrepiento tanto que quiero volver a lanzarme para hacerlo siempre con los ojos abiertos, yo abri los ojos cuando ya estaba volando, digo volando porque es la sensación que sientes cuando estas hay en el aire. Es impresionante pero creo que eso era lo mas parecido a volar. 

El precio de viaje era 230 euros y aparte pagabas a un chico que se lanzaba contigo para hacerte fotos y videos, y obvio ese momento lo tenia que grabar, cuando iba en el aire, tenia la boca totalmente seca, porque yo iba hablando y gritando mientras volaba jajaja y se me llenaba la boca de aire, creo que estoy loca, bueno ya lo se que para la próxima lo hago con la boca cerrada, jijiji.

Del momento del que te lanzas de la avioneta hasta que abren el paracaídas es muy corto menos de minutos, cuando abren el paracaídas sientes un gran alivio, pero también dices que rápido fue todo y ya tienes las ganas por dentro de volverte a lanzar, es una pena que sea tan caro porque si no estuviera hay disfrutando de esas caídas un montón de veces mas.

Después de abierto el paracaídas dimos un paseo breve haciendo figuras en el aire, el aterrizaje estuvo súper bien, y la experiencia una de las mejores de mi vida, la recomiendo al 100% y creo que la volvería a repetir.

Ahora después de haber vivido una experiencia tan extrema como esta me pregunto yo? ¿Existe algo mas fuerte que esto que pueda vivir? Nunca se sabe lo que el destino nos pueda deparar mientras tanto siempre seguire abierta a vivir explorar y experimentar experiencias aventuras nuevas!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *